Bloga

Badu Bada es como un gran libro

Badu Bada es como un gran libro que además de estar escrito en muchos idiomas, tiene muchas capas de lectura, como extensiones que salen del espacio protegido y ordenado de la exposición y se difuminan en el mundo real. Una de esas ramas es lo que quiere ser este taller de cómics, donde entre todos hacemos un gran grupo durante un par de horas, para aprender unos de otros, colaborar, debatir, dibujar, borrar, escribir, jugar,… en euskera.

Ilustración de Pernan Goñi

Los chicos y chicas se quedan a gusto en este espacio poco colonizado de la Alhóndiga, protegido por las guías y demás personal, que discretamente circula por las salas de la exposición, mientras las madres y padres, aliviados, cuentan con un par de horas para ellos solos. El curso empieza a las 11:30, y hasta pasadas las 13:30 los niños no sueltan los lápices.

Se trabajan elementos del lenguaje de los comics y de los dibujos. Yo les enseño cosas como la composición, las viñetas, la caligrafía, la perspectiva, las luces, los colores, y también trabajamos la imaginación, algo en la que los niños me enseñan y aportan mucho. Realmente, creo que salgo ganando.

Visitamos la exposición con inevitable especial atención a los iPads, hacia los que los asistentes se tiran como flechas, y a las salas donde se puede correr y saltar (un poquito), y a los dibujos animados. A los niños les costó acertar lo que era la instalación del “euskaltegi”…

En general, fue una felicidad al terminar la primera sesión, comprobar que se lo habían pasado bien, que volverían, y que mostraban los dibujos a sus progenitores, orgullosos.

Pernan Goñi.

Volver